Un Agregado a la Catedral de San Miguel

Un Agregado a la Catedral de San Miguel

[ Sept.2018 ] En la plaza afuera de la catedral de Santa Sophia, la catedral mas antigua de Kiev, Ucrania, había una estatua dinámica. 

Es un héroe cosaco llamado Bogdán Jmelnitski, quien lideró al país hacía su independencia de Polonia en el siglo 17.

Ucrania estuvo bajo el control de Polonia y Lituania alrededor del año 1340.

En el siglo 17 el emperador polaco impuso el catolicismo entre los ucranianos, lo cual produjo un gran malestar en la población, que mas tarde llevó a una rebelión.

No tenían el poder suficiente como para ser independientes, es por esto que “Lamentablemente le pidieron a Rusia que los ayudara” nos dijo Miloslava.

Esta estatua fue construida en 1888 y la idea original era colocar esculturas al rededor, pero como no tenían fondos suficientes, decidieron dejarlo así.

Originalmente la maza que está sujetando Jmelnitski debía apuntar hacia Polonia pero por alguna razón está apuntando hacia Rusia. 

Miloslava dijo “Es irónico hoy en día, ¿no?”

Seguimos caminando por una calle amplia hacia la catedral de San Miguel. 

Ya habíamos visitado esta parte de la ciudad 7 años atrás.

Hay algunas estatuas justo antes de entrar a la catedral.

Yo sabía que una de ellas era de los hermanos macedonios, quienes crearon el alfabeto cirílico, pero no sabía quien era la mujer junto a ellos.

Ella es Ola y gobernó el Rus de Kiev a mediados del siglo 10.

Durante el mandato de su esposo asesinado, el gobierno podía colectar impuestos en cualquier momento que quisiera.

Ella se dió cuenta que esto traía revueltas por lo que decidió realizar una reforma en los impuestos.

De acuerdo con Miloslava, Olga parecía ser una gobernante sabia.

La siguiente cosa que notamos fue la pared de la fachada de la catedral de San Miguel. 

Estaba llena de fotografías de caras de personas, las cuales no estaban la última vez que vinimos.

Son personas que murieron en la revolución de Ucrania desde 2014.

El número de víctimas de cada mes fueron escritas hasta fines del 2016. 

Miloslava nos contó que el conflicto no se resolvió del todo por lo que, aún hoy en día, sigue habiendo gente asesinada. Por suerte el número de fallecidos se redujo considerablemente.

De acuerdo con Miloslava existen varios puntos de vista dentro de Ucrania respecto de la invasión rusa a Crimea y la subsiguiente revolución.

Algunas personas creen que no es importante ya que Crimea es costosa de mantener y no aportan lo suficiente.

Miloslava cree que “Crimea debe pertenecerle a los tártaros, quienes son los pobladores originales de la zona”.

Luego que Crimea se volvió parte de Ucrania, los tártaros, quienes había sido forzados por Stalin para abandonar las tierras, pudieron volver. Pero por el momento solo algunos de ellos lo hicieron. 

Caminamos un poco mas y llegamos al parque, en el que ya habíamos estado, con estatuas bonitas.

Cuando se discutió sobre la reconstrucción de este área, algunas personas se opusieron, así que la idea sigue pendiente.

Un artista hacía estas esculturas y las ponía en el parque temporariamente, y así es como se construyó. 

Esto se encontraba sobre una colina en la cual había una escalera, que habían abierto hacía solo unos meses, para poder bajar la colina.

Kiev está compuesta por 3 colinas grandes y algunas colinas mas pequeñas. 

Vimos a la ciudad desde allí.

Un poco mas adelante pudimos ver algunos de los adoquines que fueron parte de la primer iglesia en Kiev, ahora ese lugar le pertenece a un museo.

Hay una iglesia pintoresca allí y según Miloslava fue construida por algunos ciudadanos sin permiso del museo.

Construyeron esto ya que se imaginaron que las iglesias antiguas se veían de esa forma.

Luego de eso llegamos a la iglesia de San Andrés.

Fue diseñada en 1754 por Rastrelli, el arquitecto italiano que diseño el Museo Hermitage en San Petersburgo.

Miloslava nos contó que esta iglesia es permanentemente restaurada y es muy raro poder visitarla.

El día que estuvimos allí la iglesia se encontraba cerrada así que solo pudios caminar al rededor de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *