El lago Kawaguchi es uno de los 5 lagos del monte Fuji y es el más fácilmente accesible, además de ser una de las rutas más accesibles a la montaña.
El Monte Fuji (3776 metros) es uno de los símbolos emblemáticos de Japón. Es la montaña más alta del país, un ejemplo casi perfecto del volcán cónico y uno de los temas favoritos de los grandes pintores del período Edo como Hokusai e Hiroshige, así como para artistas contemporáneos.
El Monte Fuji fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2013.
El lago Kawaguchi está conectado a Tokio por las redes de trenes y autobuses, y está lleno de balnearios y centros turísticos.
También es el lugar perfecto para embarcarse en una escalada del Monte Fuji.
La mejor vista de la montaña es desde el lado este del lago. Inevitablemente, una visita durante el tiempo de las flores de cerezo o en el otoño será particularmente agradable y, en esta época del año, la zona es extremadamente popular entre los turistas japoneses.
Una de las razones por las que el lago es tan famoso es porque el Monte Fuji a menudo se refleja en las aguas del lago como en un espejo, excepto en aquellos días cuando la montaña está envuelta en nubes.
El área de los 5 lagos, especialmente Kawaguchi, tiene mucho que ofrecer a los turistas.

Además de las excursiones al Monte Fuji y algunas de las otras montañas cercanas, hay otras atracciones, entre las que se encuentran varios museos que merecen una visita.
En Kawaguchi, por ejemplo, está el Museo Itchiku Kubota, este fue un artista textil que dedicó toda su vida a la búsqueda de reproducir los tejidos y los estilos del histórico kimono japonés y, al final, descubrió su propio estilo personal utilizando el el kimono como objeto artístico que lo llevó a exhibirse en varios museos internacionales.
Este museo tiene una colección de algunas de sus obras entre las cuales está la obra maestra inacabada, “Sinfonía de la Luz”, que consta de 80 kimonos que juntos reproducen una vista del Monte Fuji.
El Museo de Bellas Artes Kawaguchi acoge muestras temporales de artistas japoneses y extranjeros, y también tiene una colección de pinturas del Monte Fuji.
El bosque de la música es un pequeño parque temático que se enfoca en instrumentos musicales automáticos.

Tiene un hermoso jardín desde donde se puede disfrutar de maravillosas vistas del Monte Fuji.
El Monte Tenjo es uno de los mejores lugares desde donde admirar el monte Fuji. La escalada se logra a través de un teleférico que se llama el “kachi-kachi yama”.
El Museo de Gemas Yamanashi, que no está lejos de Kawaguchi, es un edificio que se encuentra a medio camino entre una empresa comercial y un centro de exposiciones donde se pueden encontrar piedras preciosas de todo el mundo.

Posts

Flores de cerezo

[Abril, 2011] Uno de los propósitos principales de estas vacaciones fue ver las flores de cerezo en Japón. Pero el momento en que podíamos tener días libres más fácilmente era después del momento clave de…