Monasterio Jerónimos, el Patrimonio de la Humanidad en Lisboa

Monasterio Jerónimos, el Patrimonio de la Humanidad en Lisboa

[ Feb.2019 ] En nuestro último día en Portugal, fuimos al Monasterio Jerónimos, uno de los patrimonios de la humanidad de la UNESCO. Hacía tiempo que tenía ganas de visitarlo.

El monasterio se encuentra ubicado en Belém, que está a 6 km de centro de la ciudad.

En este lugar hay un monumento al descubrimiento, que conmemora la era del descubrimiento, y la torre Belém, que fue construida para ver los botes en el río Tagus.

Ya habíamos estado allí pero no habíamos tenido la oportunidad de visitar el monasterio Jerónimos.

Es un edificio blanco enorme, es imposible no verlo.

De acuerdo con el panfleto que nos dieron allí, fue construido por la orden el rey portugués Manuel I entre fines del siglo 15 y principios del 16.

Se comenzó a construir en 6 de enero de 1501.

Él eligió esta ubicación en particular porque allí solía haber una capilla, que fue presentada por la Orden de Cristo por el príncipe Henry el navegante, que fue la figura central de los descubrimientos marítimos.

El propósito de la construcción del monasterio fue para conmemorar el logro pionero del príncipe Henry y, además, alagar a la nueva línea de la realiza, llamada Aviz Beja.

Es diferente al resto de los monasterios que son lugares construidos para que los monjes vivan lejos del mundo.

Los mausoleos de la Familia Real eran muy importantes allí, así que el rey eligió a los monjes de la Orden Saint Jerome para protegerlos.

El nombre Jerónimos viene de Saint Jerome.

Originalmente fue planeado para ser finalizado en 8 años pero ese número fue aumentando y finalmente tardaron 100 años.

La escala del monasterio fue aumentando y aumentando en proporción a la riqueza del país.

En aquellos tiempos había un impuesto llamado “impuesto a la pimienta” que era el 5% del ingreso del comercio con África y Medio Oriente. Ese impuesto fue utilizado para construir el monasterios.

Cuando llegamos notamos dos filas, una para la iglesia y otra para los claustros.

Nos enteramos que el ingresar a la iglesia era gratuito, así que fuimos allí primero.

La entrada estaba del lado izquierdo del edificio, pero había otra entrada llamada Entrada Sur, con hermosa piedra tallada. 

Era un ejemplo de edificio manuelino.

Aparentemente el monasterio es LA obra maestra manuelina.

De acuerdo al panfleto en la parte superior de la entrada se ubica el arcángel Miguél y en el centro la virgen María, con Cristo rodeado de otros santos. 

Cuando entramos a la iglesia, habían dos féretros.

En uno de los féretros se encuentra Vasco da Gama, la persona famosa que estudiamos en el colegio que fue a India pasando por el Cabo de Buena Esperanza.

El otro le pertenece al Luís Vaz de Camões, el poeta cuyas palabras se encuentran esculpidas en Cabo de Roca, el punto mas al oeste del continente Euroasia.

La capilla central actual fue construida en 1572, donde Manuel I, su esposa, su hijo y su nuera fueron consagrados.

Al final de la capilla principal de la mano izquierda se encontraba la sacristía, tuvimos que pagar €1.50 por persona para poder entrar.

La elegante columna central es el punto principal y tiene un estilo renacentista. 

Hay estanterías a lo largo de la pared que contienen las vestiduras, aún hoy en día.

Hay paneles pintados que muestran la vida de Saint Jerome y fueron pintados en el siglo 17.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *