El museo del Padro

El museo del Padro

[Enero.2018] En Madrid, en España, visitamos el famoso Museo del Prado.

Estuve pensando y me dí cuenta que la última vez que había estado allí de visita fue hace unos 35 años.

Era la primera vez que mi esposo iba.

Había un anexo que no estaba antes, y justo alado estaba la entrada.

El precio del ticket de entrada era de 15 € y de 24 € con la guía.

Así que compramos uno cada uno.

La guía era bastante gruesa como 3 cm y había varias versiones en diferentes idiomas.

Creo que es una ganga adquirir ese libro por solo 9€.

Según esta guía, el Museo del Prado se inauguró el 19 de noviembre de 1819.

La familia real fue quien llevó a abrir este museo y las principales exposiciones fueron sus colecciones desde el siglo XV.

Parecían haber sido conscientes de que el Louvre se abrió 6 años antes que ellos y en la guía se podían encontrar algunas comparaciones como “Las colecciones del Louvre se hicieron con las obras de arte que fueron forzadas a ser recogidas de familias reales, aristócratas e iglesias. durante la revolución ”

Cuando compramos los tickets para entrar, nos dieron un folleto del mapa del museo.

Lo bueno de este folleto es que tienen una lista de pinturas famosas con las imágenes y los números de las salas.

Debido a que el museo es enorme, no se puede ver todo en un día, por lo que debes elegir primero qué quieres ver, y este folleto es muy útil.

Había 50 trabajos enumerados en el folleto.

Elegimos principalmente obras españolas dentro de esta lista.

La gruesa guía dice “Velázquez y Goya significa aprender arte español”.

Me gustaría incluir también a El Greco, pero ¿Tal vez porque era griego, no estaba incluido?

Así que vimos las famosas “Las Meninas” de Velázquez y “La Maja Desnuda” de Goya, con las cuales me quedé impresionada, pero para mí las pinturas más interesantes fueron la colección de “Las pinturas negras” de Goya.

Estas obras fueron pintadas en la pared de la casa de Goya llamada ‘Villa del Hombre Sordo’ en una colina en los suburbios de Madrid entre 1819 cuando compró esta casa y 1823 cuando se mudó a vivir a Burdeos en Francia.

Durante aquel período, tuvo una enfermedad cerebral causada por el plomo de las pinturas, que se dice que Caravaggio también tenía.

Según la guía, al principio, pintó paisajes más brillantes en la pared, pero más tarde pintó 14 pinturas oscuras “que connotan el mal, el miedo, la ignorancia y la muerte”.

A fines del siglo XIX, después de que Goya dejara esta casa, vivió allí un barón e hizo que estos murales se transfirieran a lienzos y es por eso por lo que hoy en día podemos ver estas imágenes.

Particularmente, me gustó la que se llamaba “El perro”, pintado alrededor de 1820, que tenía un estilo moderno que daba una sensación de frescura.

Lamento que no pueda mostrarlo en este blog en ninguna foto, y eso se debe a que no se nos permitió tomar fotos dentro del museo, aunque recientemente muchos museos nos lo permitieron.

Cuando entré allí, al principio, no lo sabía, así que hice alguna que otra foto.

Caminar por este enorme museo nos hizo sentirnos agotados ​​y hambrientos, así que después de disfrutar de las artes, fuimos al centro de la ciudad, La Puerta del Sol, y fuimos a un restaurante de tapas llamado Las Brasas de Vulcano.

Llamaban a los platos Tapas, pero el tamaño de los platos era grande y cuando estábamos pidiendo el quinto plato, el camarero nos detuvo, diciendo que era demasiado.

Todos los platos estaban muy ricos y además me di cuenta de que eran simples de cocinar en casa.

Inesperadamente las patatas fritas estaban deliciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *