Fiesta de año nuevo en Medellín

Fiesta de año nuevo en Medellín

Después de hacer turismo por Medellín, Colombia, regresamos a nuestro hotel.

año nuevo en medellin

El nombre del Hotel era Park 10.

No era un hotel nuevo, pero nuestra habitación era espaciosa con una salita de estar independiente, que era agradable y relajante.

La verdad es que no comprobe la localización del hotel, pero probablemente estaba en una buena zona.

La noche anterior, salimos por el centro de la ciudad, siguiendo las indicaciones de nuestra guía turística.

Había un pequeño parque, muchos restaurantes y bares alrededor.

Como Medellín era la ciudad más peligrosa del mundo hasta hace poco, estábamos un poco nerviosos, pero de hecho vimos un panorama bastante corriente por el centro, con muchos jóvenes.

Durante estas vacaciones en Colombia, tome los consejos que ponían en la guía turística y el de otras personas de confianza, en la mayoría de las ocasiones no llevaba puesto ni mi lejos ni otros accesorios, ya que no parecía necesario.

Bueno , tampoco se puede ser demasiado cuidadoso, supongo.

Era la víspera del Año Nuevo.

Alrededor de las 5:30 pm, los amigos de nuestro amigo japonés vinieron al hotel a conocernos.

Ellos eran los miembros de la familia con los que mi amigo japonés se quedó unos meses hace casi 20 años.

Así que no los reconocimos en absoluto, pero fueron muy amables desde el primer momento y nos unimos a su fiesta familiar de fin de año en su casa, en la parte este de la ciudad.

Probablemente eran gente de clase media.

Medellin

En la terraza de su ordenado apartamento, el marido hizo la barbacoa.

No solo la carne, sino que la piña a la parrilla con canela y whisky, estaba buenísima.

Los padres y las hermanas de la esposa se unieron a la fiesta y algunos otros parientes también vinieron de visita alternativamente y se quedaron un rato.

Después de calentarse, todos empezaron a bailar salsa.

Los padres, que ya eran mayores, también eran muy buenos bailando.

Debe ser su sangre.

Me pareció interesante que esta gente de Medellín amara tanto su ciudad natal y parecían tener un fuerte sentido de rivalidad con la gente de Bogotá.

Según ellos, la gente de Bogotá es fría.

Tuvimos la suerte de poder conocerlos y ver la vida de los colombianos.

Aquello me recordó nuestra experiencia de Semana Santa en Rumania en la casa de unos amigos de amigos.

Así que el año 2016 comenzó en Bariloche, Argentina, y terminó en Medellín, Colombia, Pacíficamente para nosotros.

[ Dic.2016 ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *