Jazz en Halifax

Jazz en Halifax

[ Julio 2019 ] El centro de Halifax, capital de la provincia de Nova Scotia, Canadá, se encuentra en una pendiente que baja hacia el mar.

Habían muchos edificios antiguos lindos y muchos nuevos aburridos, lo que era una lástima.

Canada-Halifax-buildings-old-new
Mezcla de edificios antiguos y modernos en Halifax

A lo largo del puerto había un paseo de madera y parecía ser el lugar de descanso y relajación para los locales.

En esa tarde soleada habían muchas personas tomando cerveza en los pubs de la zona.

Nuestro libro dice que Helifax tiene “numerosos pubs con cerveza artesanal” en lugar de lugares para tomar vino.

En el paseo habían varios carteles con información y aprendimos de unas personas llamadas Acadians, de las cuales nunca había escuchado.

Acadians son originalmente personas francesas que se mudaron a esa región y tuvieron una buena relación con los aborígenes Mi’kmaq.

Pero por la guerra entre los franceses y los ingleses a mediados del siglo 18, les fue ordenado mostrar lealtad a Inglaterra y como se rehusaron, los sacaron de allí violentamente.

Canada-Halifax-sea-promenade-view
Vista desde el paseo. 

Pasaron por muchos lugares, incluyendo Luisiana, USA, pero a finales del siglo 18 algunos de ellos volvieron a la región y comenzaron a vivir donde no habían ingleses.

Aparentemente son muy diferentes de los canadienses franceses de Quebec y tienen tanto su propia cultura como bandera y lengua.

En la provincia de New Brunswick, al lado de Nova Scotia, hay una aldea histórico acadian, donde se reconstruyó una vieja aldea.

Si por alguna razón volviéramos a esa área, me encantaría visitar la aldea.

Mientras caminábamos por el paseo, otra de las cosas que aprendimos fue que tenía un festival de jazz en Halifax.

Era al aire libre y entendimos que necesitábamos comprar entradas para poder ingresar.

A mi marido le encanta el jazz así que buscamos las entradas pero no pudimos encontrar a quién la vendía.

Canada-Halifax-Obladee a Wine Bar-jazz-band-playing
jazz performance

Para ese entonces estábamos con un poco de hambre así que nos fuimos tierra adentro en búsqueda de algún lugar para comer algo liviano.

Nosotros preferimos vino a cerveza, así que buscamos un lugar donde lo sirvieran. Nos encontramos con un lugar llamado Obladee a Wine Bar.

Afortunadamente ellos apoyaban el festival de jazz y había una banda tocando dentro del lugar.

Así que la pasamos bien bebiendo vino, comiendo queso y escuchando la música.

La banda eran 3 hombres, uno tocaba el saxo, otro el bajo y el último el tambor.

En comparación con el que habíamos escuchado en en la plaza de Montreal, que era una banda joven y amateur, ésta era una performance profesional y mi marido se veía muy feliz.

Aunque la porción de queso era chica y no particularmente buena, el vino libanés estuvo muy sabroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *