Santa Maria Maggiore en Guardiagrele

Santa Maria Maggiore en Guardiagrele

[ Noviembre.2017 ] En Guardiagrele en Abruzzo, en el centro de Italia, nuestro amigo había acordado encontrarse con un historiador local llamado Lucio, para que nos guiara.

Como era un verdadero especialista, lo sabía practicamente todo, así que nos contó muchas cosas, lo que fue realmente interesante, pero como no tenemos los conocimientos básicos, a veces nos cuestaba seguirlo.

De todos modos, estas son algunas de las cosas que aprendimos allí.

Primero, sobre el comienzo de la ciudad.

En 1070 en la cima de la colina que tenía una gran vista, se construyó una villa llamada Grele.

Luego los normandos hicieron una pared y una torre para proteger esta villa.

La Guardia significa estar bajo la vigilancia y mandato de la ciudad, por lo que el nombre de esta ciudad significa ‘custodiando a Grele’.

Solo se colocó un guardia allí y en aquellos días se desplegó un guardia por cada 24 familias, por lo que saben que este pueblo comenzó como un pequeño pueblo de ese tamaño.

En la época medieval, esta ciudad estaba bajo el Reino de Nápoles y aparentemente la gente no tenía que pagar ningún impuesto.

Y el señor del castillo cercano que estaba bajo los Estados Pontificios envió a mucha gente a esta ciudad para la estrategia de impuestos, por lo que esta ciudad creció rápidamente.

La iglesia de Santa Maria Maggiore que originalmente era una capilla de un cementerio fuera de la muralla de la ciudad se convirtió en su iglesia principal.

Después de eso, un tiempo después, cuando esta ciudad fue atacada por el ejército francés, porque “una mujer de una familia prominente que era muy agradable y amable” (según Lucio), el ejército acordó evitar la destrucción de esta ciudad con la condición de que esta mujer se casara con un hombre de la familia Orsini de Roma.

Y este hombre de Roma no solo construyó el claustro de la Santa María Maggiore, sino que también trajo (o robó) la reliquia de San Nicolás de Grecia (un monje que vivió en el siglo X) de un pueblo llamado Casoli y lo puso en el la iglesia como un tesoro del pueblo, para que a la gente no le desagradase que no fuese uno de ellos.

Con el paso de los días mucha gente vino a la ciudad para ver la reliquia, así que la ciudad fue floreciendo poco a poco.

Entonces necesitaban expandir Santa Maria Maggiore.

Pero había un camino que tenían que mantener, por lo que la extensión se hizo sobre la carretera, lo que creó una arquitectura de iglesia rara que tiene un camino en el medio de la misma.

Entramos a la hermosa capilla (cripta) al final del edificio de la iglesia, que se hizo en el siglo XVIII.

El frente de la iglesia se usó como una oficina cuando esta ciudad se convirtió brevemente en una pequeña ciudad-estado.

Fuimos a la parte principal de la iglesia, pero tenían un rito de confirmación y la iglesia estaba llena de gente.

No pudimos ver detenidamente el interior, pero era brillante y parecía bastante nuevo.

Y eso fue porque la iglesia se dañó mucho durante la Segunda Guerra Mundial y tuvieron que reconstruirla.

Lo interesante fue que debido a la reconstrucción sobre la carretera, para llegar a la nave central, tuvimos que subir una escalera bastante larga.

Bueno, había muchas más cosas que aprendimos allí, pero probablemente las que os he contado son la esencia de la historia de Santa Maria Maggiore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *