La ciudad que me gustaría volver a visitar

La ciudad que me gustaría volver a visitar

[ Julio, 2017 ] Durante nuestras vacaciones en el sur de Sicilia, Italia, visitamos Modica después de Scicli.

Esta es otra ciudad de ‘Ciudades barrocas tardías de Val di Noto‘, Patrimonio Mundial de la Unesco.

Antes de entrar a la ciudad pasamos por un enorme puente.

Se llama Viadotto Guerrieri y de acuerdo con nuestro taxista, Salvatore, este es el tercer puente más alto de Europa.

Mientras nos acercábamos a la ciudad, podíamos ver la hermosa vista de capas de edificios antiguos en la ladera desde la ventanilla del coche.

Nuestra guía nos dijo que su apogeo fue en el siglo XIV, cuando la familia Chiaramonte gobernaba, ya que en aquellos días era la ciudad más poderosa de Sicilia.

Pero al igual que otras ciudades de allí, sufrió gravemente el terremoto de 1693, y cuando estaban reconstruyendo la ciudad, construyeron muchos edificios de estilo Barroco tardío.

Además de eso, aparentemente sufrieron un diluvio en 1902 y el agua subió hasta justo debajo de las ventanas del primer piso.

Parecen haber muchas inundaciones por esta zona e incluso el año pasado, hubo una y algunos coches fueron arrastrados hasta la orilla del mar, nos dijo Salvatore.

Modica tiene dos áreas: ‘Modica Alta (alta Modica)’ y ‘Modica Bassa (baja Modica)’.

El casco antiguo está en Alta.

La mayoría de la gente sube Alta en coche o autobús, y baja lentamente por la pendiente de muchas escaleras, mientras admiran todos los lugares emblemáticos, pero nosotros cogimos el tren turístico, Trenino, sin pensarlo dos veces.

Pasamos por la importante iglesia de San Giorgio y la iglesia de San Pietro, observamos sus fachadas.

Fue un error, porque el Trenino subió a la Alta y regresó a Bassa.

Las vistas de la ciudad que pudimos ver desde el Trenino fueron muy agradables, con casas antiguas construidas sin límites, este tipo de vistas me gustan mucho con sus callecitas estrechas tan atractivas.

Me gustaría volver algún día.

Especialmente el último domingo de cada mes, se dice que tienen un gran mercado antiguo llamado Mercatino delle Pulci, así que la próxima vez, iría a verlo.

Por cierto, el chocolate producido en Modica es famoso.

Después de bajar del Trenino, Salvatore, nos llevó a una antigua tienda de chocolates llamada Antica Dolceria Bonajuto.

Al parecer, fue fundada en 1880.

Cuando esta área estuvo bajo el estado español en el siglo XVI, aprendieron cómo hacer chocolate, ya que España importaba cacao de Sudamérica.

La receta que conservan es muy antigua y no usan manteca de cacao, por lo que tiene un sabor seco, pero a la vez ligero, pudiéndose comer mucho sin sentirte inflado o enfermo.

Mezclan muchos tipos de especias, así que compramos barras de chocolate de canela, naranja y vainilla.

Incluso tenían una versión picante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *