La Haya, capital práctica.

La Haya, capital práctica.

[ Junio 2017 ] Nos unimos al tour que recorría las principales ciudades de la región de Holanda del Sur.

Este tipo de tours existe en todos los países, pero en los Países Bajos, estaba muy bien organizado, como de manera mecánica, por una parte me sentí un poco como si fuese un producto en una fábrica, llevado de un lugar a otro en una cinta transportadora.

No lo digo en el mal sentido.

Dejamos nuestras maletas en el lugar de reunión a las 9 am y empezamos nuestro viaje en un gran autobús a las 9:30 am.

La primera ciudad que fuimos fue La Haya.

Yo no lo sabía, pero las oficinas del gobierno, las embajadas y otras instituciones importantes de los Países Bajos están allí, así como el rey.

Pero todo el mundo sabe que la ciudad capital de los Países Bajos es Amsterdam.

De acuerdo con nuestro guía, Erik, cuando el Reino de los Países Bajos nació a principios del siglo XIX y tuvieron que decidir la capital, la gente pensó “La Haya no era buena opción, porque la ciudad estaba llena de gente perezosa, poco trabajadora, y los que no eran criminales o prostitutas “, aunque las principales instituciones ya estaban allí.

Bruselas, que se encontraba bajo los Países Bajos en aquellos tiempos fue considerada, pero se rechazó porque “hablan francés”.

Así que Amsterdam fue elegida al final.

Según mi diccionario, la definición de capital es “la ciudad donde se encuentra el gobierno central”.

Se contradice, pero supongo que hay algunas excepciones.

Y otra cosa que no sabía era que en ese momento cuando estábamos allí en junio de 2017, no tenían el gobierno desde las elecciones generales de marzo.

La elección en sí, fue un hecho en el que todo el mundo estuvo al tanto, porque era tópico ver si el partido populista y anti-inmigración, Partido por la Libertad podría ganar o no.

El resultado fue que ganó el Partido Popular por la Libertad y la Democracia, el partido que en mitad de la carrera obtuvo la mayoría de los escaños, lo que fue un alivio para muchas personas en el mundo.

Pero aparentemente, si se mira el resultado en detalle, muchos partidos obtuvieron algunos escaños y ninguno obtuvo la mayoría, por lo que no pudieron formar un gabinete.

Después de escuchar estas explicaciones, nos detuvimos en la famosa Corte Internacional de Justicia.

Es un magnífico edificio que también se llama Palacio de la Paz, pero la zona de enfrente de la puerta estaba cubierta de hierba por alguna razón.

Erik dió a conocer aquel edificio como “Una casa grande para la pequeña justicia”.

Me pregunto si él tenía alguna queja sobre esta corte.

El propio Erik nació en La Haya.

El nombre propio de esta ciudad es aparentemente Den Haag de ‘s-Gravenhage y esta última parte contiene muchas pronunciaciones que son peculiares a la lengua holandesa.

Erik lo pronunció muchas veces lo que nos hizo reír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *