La Piedra del Peñón

La Piedra del Peñón

El segundo dia en Medellín, la segunda ciudad más grande de Colombia, fuimos hacia el este y más arriba, hacia la zona contraria que visitamos el día anterior.

Condujimos por la montañosa carretera para llegar a unlugar donde había una gran roca llamada la Piedra del Peñón.

piedra de peñonAntes de llegar a la roca, visitamos un pequeño pueblo cuyo nombre no recuerdo.

Esta ciudad fue creada de nuevo, después de que la ciudad original fuera enterrada bajo un embalse en 1972.

Lo principal para ver es la iglesia de Kitsh que fue hecha a semejanza de la roca.

La verdadera roca no se puede ver desde esa posición y aparentemente mucha gente se la pierde.

Estaban dando la misa dentro, pero nuestra guía, María, dijo que podíamos entrar a echar un vistazo.

María nos contó algo interesante, cuando entras a una iglesia que nunca has entrado antes, tienes que entrar con el pie derecho y desear tres cosas.

Puedes desear cualquier cosa, aparte de dinero.

El interior de la iglesia era bastante hortera, y no era solemne en absoluto.

ColombiaDespués de ver la iglesia, subimos a la colina y vimos el embalse donde la ciudad original fue hundida.

En el lugar donde solía estar la iglesia, había una enorme cruz de pie sobre el agua.

piedra de penon

Las tiendas de souvenirs de la colina eran copias de las casas de la antigua ciudad.

Luego finalmente llegamos a la misma Piedra del Peñol.

La altura de la roca es de unos 200 metros y se parecía a la montaña de Sugarloaf en Río de Janeiro, Brasil.

Había una escalera de 740 escalones para subir a la cima, con una señal que decía: “Usted podrá ver las mejores vistas del mundo”.

Cuando mire hacia las escaleras desde lo lejos, parecía como si los puntos de sutura tratasen de arreglar los desgarros de la roca.

Aparentemente la roca tiene propietario, el cual construyó la escalera con bambú.

Y cuando subió las escaleras, llevó junto a él a su médico y al sacerdote, por si acaso.

Panorama in ColombiaPor desgracia el día que nosotros subimos allí, estaba lloviendo.

Todo el mundo dijo que era bastante inusual que  lloviera en esa temporada.

Así que “la mejor vista del mundo” estaba entre nubes.

Cuando llegamos a un punto medio, donde se encontraba una estatua de la Virgen María, decidimos no ir más allá

De todos modos, pudimos disfrutar de las vistas de la complicada forma del lago artificial hasta cierto punto.

[ Dic.2016 ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *