La primera ruta desde Calvi en Córcega, Francia

La primera ruta desde Calvi en Córcega, Francia

[Sept. 2007] Sigo contando de cuando fui a Córcega, Francia, para hacer un recorrido a pie organizado por una empresa británica.

primera-ruta-Calvi-Córcega-Francia
De camino a la capilla

Al día siguiente de instalarnos en Calvi, un pueblo del noroeste de la isla, comenzamos a caminar.

Primero, subimos a la capilla, Notre Dame de la Serra, que está en la cima de la montaña detrás del pueblo de Calvi y mira hacia el mar.

La distancia desde Calvi era de aproximadamente 1,5 km y, según el programa de la compañía de viajes, la diferencia de altura era de unos 250 metros.

No entramos en esta capilla, que tiene una historia de unos 500 años, pero la vista del pueblo de Calvi era sin duda la mejor desde aquí.

El tiempo no era muy bueno, pero valió la pena el esfuerzo de escalar.

Hay una leyenda en esta capilla: si visitas aquí con el amor de tu vida, dos de ustedes pueden vivir días felices durante mucho tiempo.

Desafortunadamente, esta vez vine de gira con mis amigos, así que no pude aprobecharlo.

Encima de la roca había una estatua de María.

Para mí fue un gran esfuerzo haber escalado hasta este punto, pero eso fue solo el comienzo.

El faro llamado faro Revellata, que parecía pequeño lejos de aquí, era el destino del día.

Según el plan, la distancia total iba a ser 12 km, pero cuando un integrante de la gira la midió con un instrumento de medición a través del satélite, era de 14 km.

Era casi cuesta abajo desde aquí, ví muchas rocas de aspecto interesante a lo largo del camino, y el color del mar era maravilloso, por lo que caminar no me pesó tanto.

naturaleza-Calvi-Córcega-Francia
Desfrutando del hermoso paisaje

Sin embargo, cuando comencé a caminar descubrí que era un gran error subestimar a los caminantes mayores.

Los ancianos y ancianas que participaron en esta gira estaban todos muy fuertes y me sorprendió mucho.

Caminan muy rápido, y yo hice todo lo posible por seguir el ritmo de todos.

También descubrí que caminar en sí mismo parecía ser su propósito, no ver el paisaje escénico como yo lo hacía, o llegar a algún lado.

Eran gente peculiar.

acercandonos-faro-Revellata-Calvi-Córcega-Francia
Llegando a nuestro destino

Comer tampoco era el propósito de estas vacaciones, y tuvimos que traernos nuestros propios bocadillos para almorzar.

No está mal hacer un picnic al aire libre, pero me habría gustado ir a un restaurante del pueblo para poder probar la comida local.

Bueno, finalmente llegamos al faro.

Desde aquí, finalmente pude ver la hermosa costa. 

Nos tomamos un descanso en la playa de al lado.

Empapé mis cansados ​​pies en el mar para curar mi cansancio.

¡Y la cerveza que bebí en Calvi estaba absolutamente deliciosa!

descanso-en-la-playa-Calvi-Córcega-Francia
Disfrutando del agua en la playa

disfruté del agua en la playa

Nunca caminaría 14 kilómetros en mi vida diaria, así que quedé impresionado conmigo mismo al completar esta caminata.

Para cenar en el restaurante Santa María esa noche, comí la especialidad corsa, carne de jabalí.

Las hierbas que usaban para cocinar le daban un sabor delicioso y la carne estaba deliciosa.

Un espectáculo de la polifonía de la música de Córcega (coro masculino a cappella) fue el entretenimiento nocturno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *