Muy buen marisco y el invierno en la isla

Muy buen marisco y el invierno en la isla

[ Mayo 2018 ] El propósito principal de nuestras vacaciones en Cerdeña en Italia esta vez fue ir a la hermosa playa en un pequeño pueblo llamado Stintino.

Decidimos quedarnos en un hotel de Alghero, porque vimos que estaba bastante cercano a Stintino.

Pero, de hecho, descubrimos que era muy difícil llegar allí en autobús o en barco cuando nosotros estuvimos allí, a fines de mayo.

Aparentemente los tours comienzan en junio. 

El día de nuestra llegada nos encontramos con todos estos inconvenientes, y no nos hizo ni gracia.

“Esto está muy mal, bueno, vamos a comer algo”.

Así que buscamos en Internet y encontramos que un restaurante llamado Trattoria da Mirko tenía buena pinta.

Era un restaurante muy pequeño en un callejón estrecho.

Las mesas pequeñas eran un problema, pero aparte de eso, estaba genial.

Es un restaurante de mariscos que utiliza productos de la isla.

Eso me recordó a otra isla, La Isla de Sado en Japón.

Ambos están orgullosos de sus comidas locales.

Allí compartimos un marisco variado como entrante.

Y uno para los dos fue más que suficiente para nosotros.

Como principal, me pedí un bistec de atún con salsa de naranja que tenía un gustillo dulce y sabroso.

Mi marido se pidió un pez espada a la plancha en papel de aluminio.

Probé que su pescado, tenía un sabor más fuerte que los que comemos en Milán.

Mi postre fue la encantadora almendra Bavarois.

En cuanto al vino, porque no me gusta el blanco con sabor fuerte, pedimos uno más ligero.

El camarero nos dijo que el menú estaban incluidos los vinos locales y que tienden a ser vinos pesados.

Entonces trajo una botella que no estaba en el menú.

Aparentemente, la producción de este vino es pequeña.

Este también está hecho en Cerdeña, pero era liviano y fácil de beber.

El camarero parecía realmente contento, cuando nos vea disfrutar de la comida que nos había servido, lo cual fue agradable.

Esta comida muy satisfactoria nos costó 83 €, lo cual me pareció razonable.

Durante nuestra comida, mi esposo me contó una historía de un conocido suyo, que vivía en Milán y que tenía un problema de pulmón.

Pero cuando se mudó a Cerdeña, se volvió saludable y feliz.

“Sería una buena idea retirarse en Cerdeña“, dijimos y preguntamos cómo es esta ciudad en invierno.

Le nubló la cara y dijo: “Es tan silencioso como la muerte”.

También le hicimos la misma pregunta a otras personas.

Uno dijo: “Particularmente este invierno, como Ryanair canceló muchos vuelos, parecía literalmente una isla aislada“.

También la temperatura parecía haber sido inusual este invierno, y alguien nos dijo “¡Dentro de nuestra casa, podíamos ver el vapor de nuestro aliento!”.

Probablemente las casas en esta área sean tan fáciles de vivir bajo el inusual clima frío.

Bueno, puede que tengamos que renunciar a la idea de pasar nuestra jubilación allí, entonces …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *