Graffitis convertidos en arte

Graffitis convertidos en arte

[ Marzo.2018 ] En el octavo día en Buenos Aires en Argentina, nos unimos al tour del graffiti de Palermo por la tarde.

Esta excursión nos llevó a ver muchos graffitis y murales por este área, y nos costó 200 pesos (alrededor de £ 6, € 7, $ 8) que era lo mismo que el tour de La Boca el día anterior.

Comenzó desde la Plaza Serrano, donde hacen un mercadillo de artesanías todos los fines de semana.

La guía esta vez fue Mariana, que tenía 26 años.

Los integrantes del tour eran en su mayoría jóvenes.

Según Mariana, las personas que comenzaron a dibujar los graffiti eran jóvenes ricos.

Fueron a Nueva York y vieron los graffiti allí y pensaron “¡Genial!”, Así que lo copiaron.

El graffiti se convirtió en el arte mural en 2001 cuando Argentina entró en crisis económica.

Durante la crisis, los ciudadanos no pudieron sacar su dinero de los bancos.

Mariana que tenía 9 años en ese momento recuerda que fue a la Casa Rosada, la Oficina del Presidente con sus padres y protestó haciendo ruido con cucharas.

Se dice que el presidente en ese momento, cobarde, huyó en helicóptero.

Alrededor de ese época, alguien comenzó a pintar en las paredes para hacer que la gente sonriera aunque fuese momentáneamente.

Entonces hicieron muchas imágenes divertidas o sátiras sobre política primero, y poco a poco las bellas imágenes artísticas comenzaron a aparecer.

Al principio, los murales eran enemigos de la autoridad, pero hoy en día, muchas personas, tiendas e incluso la propia ciudad encarga graffitis a los artistas, pagando mucho dinero.

Especialmente esas micro cervecerías que de repente aumentaron en Parelmo y ahora hay 65 de ellas tienen murales interesantes.

Una de las razones por las que a la gente les comenzó a gustar los murales fue porque generalmente acepta la regla no escrita de que nadie puede dibujar graffitis feos sobre los bonitos.

De hecho, vimos algunos grafitis típicos en las paredes lisas justo al lado de los encantadores murales.

Por el momento, en Buenos Aires hay un poco más de 50 artistas del graffiti.

Dentro de los 50, las artistas femeninas son solo alrededor del 15%.

Y la razón es que, aunque los murales se reconocen como arte, todavía se pintan principalmente durante la noche en secreto y las mujeres tienden a ser acosadas a altas horas de la noche.

Cuando ve obras de pintores famosos, como Van Gogh o Monet, generalmente puede adivinar de quién son las obras.

Lo mismo pasa con este arte.

Las obras de cada artista tienen un fuerte carácter para que la gente pueda recordar al artista.

Y son personas que buscan atención, por lo que generalmente escriben no solo sus firmas, sino también las cuentas de Facebook o Instagram, en la parte inferior de sus trabajos.

Muchos de los murales tienen significados.

Por ejemplo, el graffiti de una cara con el cerebro saliendo de los ojos, expresa la tendencia moderna de que las personas tienen menos contacto visual.

Mariana señaló un mural con la cara de un músico electro-pop y dijo que fue pintado por el nuevo talento, de 23 años, que es muy bueno sombreando retratos usando tan solo latas de aerosol, lo que aparentemente es muy difícil.

Escuchando sus explicaciones, caminamos alrededor de 2 horas y media por el área de Palermo.

El último mural que nos mostró, era el más grande, pintado sobre la pared de un edificio de apartamentos

Era una foto de una niña haciéndose una auto foto.

Al parecer, fue pintado por dos artistas y tardó solo 5 días en completarse.

Y fue un ejemplo del proyecto de autoridades de la ciudad.

Aparentemente en este momento hay 15  proyectos en la ciudad.

Por cierto, mientras estábamos caminando vimos a una chica posando para un fotógrafo.

Mariana explicó que históricamente en Argentina, cuando las chicas cumplen 15 años, hacen su debut en la sociedad.

La gente común copia esta costumbre y hace fotos de niñas cuando cumplen 15 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *