Llegamos por la noche

Llegamos por la noche

[ Oct.2014 ]Visitamos una pequeña parte de la Toscana con un par amigos este otoño.

El primer destino fue Arezzo.

Cuando finalmente llegamos, ya había anochecido.

Este es el principal problema de vacaciones en otoño e invierno.

Dejamos nuestro equipaje en el hotel y fuimos directamente a nuestro restaurante favorito, Torre di Gnicche.

Esta vez mi plato principal que fue, el cerdo asado estaba un poco salado, pero la ribollita que cogimos como aperitivo estaba buenísima.

Este es un plato local de la Toscana, pero tenía un sabor muy nostálgico para mí y mi amigo japonés.

Es como un plato japonés llamado Ojiya, aunque había pan en él, en lugar de arroz.

Era el día de Halloween y la ciudad estaba llena de gente disfrazada.

Es un festival que viene de Estados Unidos, pero los italianos ya estaban familiarizados con disfrazarse con trajes a causa de sus propios carnavales, por lo que parecían haber llevado este evento a su cultura con mucha facilidad.

Incluso Arezzo, cuya población es menos de 100.000 habitantes, la sensación de la fiesta se ejecutaba a todo lo alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *