Obserbando las ventas

Obserbando las ventas

[ Oct.2013 ] Nos alojamos en el hotel Gloucester Bowden Hall en Cotswolds.

La habitación era bastante normal ya que es uno de los hoteles de la cadena Accor.

Los alimentos no eran tan especiales como pretendían ser,  lo cual sucede a menudo en los hoteles de Inglaterra.

Pero las ventanas del salón me impresionaron.

Eran las tradicionales ventanas de guillotina con el cristal curvo.

Me interesé y busqué, encontré que fue construido alrededor de 1770 como una mansion para un noble.

Una vez sabiendo esto, me di cuenta de cosas de la casa, como la escalera y la otra ventana que daba al camino del restaurante, eran grandiosas.

Quizás porque el edificio era viejo, no tenían ascensor y si lo pides, el portero lleva tu equipaje hasta tu habitación.

Parecía un sitio típico en el que se celebran bodas, además cuando nosotros estuvimos allí había un montón de gente elegante vestida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *