Visita a la Catedral de Canterbury

Visita a la Catedral de Canterbury

[ Mar.2019 ] La atracción principal de la ciudad histórica de Canterbury, al sur de Inglaterra, es definitivamente la catedral. 

Susie, la guía de nuestro tour caminando dijo “Si se unen al servicio de las 3.15pm, no tienen que pagar la entrada y van a poder escuchar el coro. El servicio dura 40 minutos”.

No pudimos tomar fotografías durante el servicio y queríamos pasear de todas formas así que compramos la entrada.

Nos salió £12.50 por persona, lo cual no es barato considerando los andamios que habían adentro, porque estaban en medio de una gran remodelación.

La catedral tiene una historia muy larga.

Los misioneros de Roma fueron allí y convirtieron al rey de Kent en cristiano en 597 ad.

El líder de los misioneros, Augustine, fue consagrado como arzobispo y desde ese entonces dentro de la catedral siempre ha habido un asiento para el arzobispo de Cantebury.

Hay muchas historias pero la mas dramática es la de Thomas Becket.

Susie nos contó sobre ella: Becket nació a principios del siglo 12 y en el comienzo él y el rey de Inglaterra, Henry II, eran buenos amigos. Becket incluso lo ayudó a expandir su poder.

Pero tan pronto como Becket fue nombrado arzobispo de Cantebury en 1161, dejó de seguir al rey y comenzó a seguir a Roma.

La relación se volvió muy mala entre los dos hombres y Becket se mudó a Francia por un tiempo, luego volvió a Canterbury.

Heny ordenó la detención de Becket.

El 29 de diciembre Becket corrió a la catedral desde su palacio que se ubicabo al frente porque pensó que nadie le haría daño dentro de la casa de Dios.

Pero los que debían matarlo no dudaron en entrar a la catedral y lo asesinaron de un espadazo en el medio de la cabeza.

Las últimas palabras que supuestamente dijo Becket fueron “Por el nombre de Jesús y la defensa de la iglesia, estoy listo para aceptar la muerte”.

Poco después de su muerte fue nombrado mártir.

Henry II se arrepintió de lo que había hecho y fue a Canterbury para ser azotado por 80 monjes en 1174.

En 1220, fue construido un santuario dentro de la catedral y muchos pelegrinos van a visitarlo.

Un poco mas de 300 años después, en 1536, el rey de ese entonces Hanry VIII estableció la iglesia protestante inglesa, separada de Roma, solo porque deseaba divorciarse.

Destruyó el santuario de Becket en 1538.

Vimos el retrato de Henry VIII en Greenwich.

No era un hombre muy apuesto, tenía una cara gorda y ojos pequeños, como Boris Yeltsin, el expresidente de Rusia.

Es un misterio como pudo casarse 6 veces.

Una vela arde ahora, donde el santuario solía estar.

Mas allá de la hermosa decoración religiosa dentro de la catedral, era un lugar muy simple. Lo recordaré por esa historia.

Además de eso, vimos muchas cosas allí.

Por ejemplo, el púlpito utilizado por el arzobispo en ocaciones especiales, como navidad y pascuas, el techo hermoso de la torre Bell Harry y la cripta.

Fuimos a los claustros.

El techo allí era de un estilo inglés medieval. 

El techo de la casa capitular, a la cual pudimos acceder desde los claustros, era hermoso.

De acuerdo con el libro de información turística, está realizado en roble y construido al rededor del 1400.

Había un espejo para poder apreciar los detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *