Dos horas libres en Úglich

Dos horas libres en Úglich

[ Agosto.2017 ] Nuestro tour en Úglich en Rusia terminó en el Kremlin, donde tuvimos tiempo libre.

En el lugar donde nuestro grupo se disolvió, había cabañas de servicio fotográfico que le permitían usar sus disfraces, así que fuimos allí primero.

Nos convertimos en el zar y la zarina usando los trajes de colores pálidos y nos hicieron muchas fotos en la escalera del pintoresco Palacio de los Principes

A menudo usamos este tipo de servicios cuando estamos de vacaciones, así que tenemos muchas fotos de nosotros en casa vistiendo trajes locales de todo el mundo.

El Kremlin en Úglich no solo era un destino para extranjeros como nosotros, sino también para los turistas rusos, y las cabinas fotográficas de vestuario parecían funcionar prosperamente con los turistas locales. 

Por otro lado, ninguno de los miembros de nuestro grupo británico mostró ningún interés en absoluto.

Me pregunto cuál es la razón principal de esta diferencia del carácter nacional …

Aunque Úglich parecía una ciudad pequeña, teníamos hasta dos horas de tiempo libre, el más largo de nuestros puertos de escala.

Nos sentimos perdidos porque no nos dieron un mapa.

Nos dirigimos a un pequeño centro comercial en una plaza justo al salir del Kremlin.

Allí encontramos una fila de tiendas de relojes.

Uglich, de hecho, se hizo una ciudad famosa por su fábrica de relojes desde la era soviética.

La fábrica comenzó en la década de 1930 y en la década de 1960, su nombre cambió a Chaika Watch Factory después del distintivo de llamada de Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta en el mundo, Ya Chaika (soy una gaviota).

Y aparentemente exportó sus relojes a muchos países.

Después del colapso de la Unión Soviética, la compañía siguió funcionando durante un tiempo, pero en 2009 se declaró oficialmente en bancarrota.

Pero como dije, todavía hay muchas tiendas de relojes y no sé por qué, la verdad.

Tal vez algunas personas sigan manejando frugalmente la fábrica con el nombre diferente.

Hace muchos años, cuando tuve unas cortas vacaciones en Moscú, durante la época soviética, compre como recordatorio un reloj.

Ese fue el momento de la Perestroika de Gorbachov y el fondo negro del reloj tenía la escritura roja de la Perestroika en alfabeto cirílico en lugar de los números y me pregunto si fue hecho en Uglich …

De todos modos, los relojes son otra cosa que me gusta, así que compré uno allí también.

Cuando lo compré, entendí que las baterías no son necesarias para aquel reloj, pero en casa cuando intenté ponerlo en marcha, no funcionó, así que sospeché que me vendieron una falsificación (no soy buena para leer las instrucciones incluso en mi idioma, así que ​​mucho menos en ruso).

Pero al final encontré la manera de enrollarlo y funciona perfectamente, y ahora puedodecir que es uno de mis favoritos.

Después de las compras, todavía teníamos un montón de tiempo, así que simplemente caminamos sin rumbo fijo, y derrepente nos encontramos con un mercado destartalado.

Vendían ajos que tenían una pinta maravillosa, pero lo más relevante del mercado eran solamente los ajos, porque el resto me dio bastante mala impresión.

Por ejemplo, la carne se vendía en un stand de manera descuidada y sin la refrigeración precisa, y las flores artificiales de plástico, que no vemos en Occidente parecían estar por todos lados.

No había mucha gente allí y no estaba animado en absoluto.

Después en el barco, cuando fuimos a comer con otra pareja de nuestro recorrido, nos contaron que tuvieron una experiencia similar cuando aparecieron en un supermercado.

Supongo que la razón por la que tuvimos dos horas de tiempo libre en Uglich tiene que ver con el calendario de navegación, pero pasar mucho tiempo allí nos hizo sentir lástima por Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados