El precioso y fluorescente azúl del mar en Varadero

El precioso y fluorescente azúl del mar en Varadero

Che-Guevara-estatua-Cuba
La genial estatua de Che Guevara

[Abril de 2010] Pasamos la noche en un extraño hotel resort en las afueras de Santa Clara, Cuba.

Desayunamos en el restaurante al final del porche, donde había muchos gatos, y un taxista, que tenía que estar jubilado, vino a recogernos.

Su trabajo era de llevarnos de este hotel al siguiente hotel, pero le suplicamos que hiciera una parada para nosotros al mausoleo del Che Guevara, donde no pudimos ir el día anterior.

El Mausoleo de Guevara era un lugar muy grande, pero con mucho espacio desperdiciado.

La arquitectura era la típica del socialismo y, por alguna razón, nos repitieron muchas veces que no debíamos ir a la parte de atrás, aunque la parte de enfrente estaba bien.

No pudimos comunicarnos lo suficientemente bien como para preguntar por qué, y me sentí un poco frustrada.

Hablando del Che Guevara, sigue siendo un símbolo de los rebeldes en todo el mundo.

Yo no soy tan entusiasta, pero mi marido tiene un par de camisetas con la cara del Che.

Creo que el punto importante es que fue asesinado por la CIA.

Otro elemento importante del personaje es que, según el conocido dibujo de la imagen, fue un hombre relativamente guapo.

Bueno, después de la visita llegamos a Varadero, durmiendo en el auto de manera intermitente.

Hotel-Blan-Varadero-Cuba
El edificio Hotel Blan

En el camino, pasamos por algunos pueblos de aspecto pacífico.

A medida que nos acercábamos a Varadero, la cantidad de autos antiguos estadounidenses aumentó, y pensé que era una ciudad rica, que podía permitirse repararlos.

Supongo que los turistas extranjeros dejan caer mucho dinero en Varadero.

El Hotel Blan al que llegamos recordaba al de Djerba, Túnez.

Era un típico hotel resort.

Desafortunadamente, nuestra habitación estaba en el piso 12, frente al terreno, ¡pero me sorprendí cuando salí al balcón y me incliné hacia adelante!

Hotel-Blan-Varadero-Cuba-mar-vistas
Las vistas que había desde el balcón

El color azul del mar era tan fluorescente que no parecía ni natural.

Fue el segundo asombro (el primero fue el cangrejo) de este viaje.

Este hotel tenía todo incluido.

En otras palabras, podías comer y beber cualquier cosa en el hotel.

En el check-in, nos pusieron una pulsera con forma de prisionero en las muñecas.

Era la prueba de que éramos los huéspedes de este hotel.

Almorzamos con camarones y papas fritas en el restaurante de autoservicio junto a la piscina antes de llegar al mar fluorescente.

Todo era gratis ya que este era el hotel todo incluido, lo cual fue fácil.

Por el increíble color azul del mar, el cielo se ve oscuro

La mayoría de los huéspedes parecían ser canadienses.

Era un ambiente relajado, cierto, pero me faltaba esa emoción, esa “Cuba exótica” que habíamos sentido durante estas vacaciones.

Después de comer, nos dirigimos al mar.

El mar era tan hermoso que el cielo despejado parecía oscuro.

Parecía una escena surrealista, como la pintura de un pintor muy malo.

bebidas-de-coco-ron-playa-Varadero-Cuba
El hombre que preparaba bebidas de coco

el hombre que hace la bebida de coco

Disfruté de un momento poco realista bebiendo una bebida que era una mezcla de jugo de coco y ron.

O mejor dicho, unas vacaciones son algo para disfrutar lejos de la realidad.

Como era un hotel decente, me arreglé un poco para la cena, pero no fue necesario.

Otras personase estaban vestida casual.

Los canadienses, que constituían la mayoría de los huéspedes del hotel, no parecían muy diferentes de los estadounidenses.

atardecer-cielo-Varadero-Cuba
El cielo después de la puesta del sol

Los propios canadienses parecen pensar que son diferentes de los estadounidenses, pero desde nuestro punto de vista, son indistinguibles.

Ambos hablan con acento estadounidense y la mayoría de ellos son gordos y ruidosos.

Bueno, aquellos que vienen a vacaciones con todo incluido, todos pueden estar en este nivel.

La langosta que comí en la cena estaba regordeta y deliciosa, así que digamos que la cena fue lo suficientemente buena.

Después de la comida, echamos un vistazo al escenario y al piano bar que mostraban canciones y bailes, y bebimos un par de cócteles gratis nuevamente, ese fue el final del día.

Aunque me habría gustado mucho bailar salsa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *