Nuestro restaurante favorito en Alghero

Nuestro restaurante favorito en Alghero

[Sept. 2020] El día que hicimos un recorrido por Asinara, una isla remota en Cerdeña, Italia, llegamos a la ciudad de Alghero después de las 7:00 pm.

Estábamos tan cansados ​​que decidimos cenar en la ciudad.

Alghero-Cerdeña-italia-restaurante
La sopa de mejillones

Sin dudarlo, fuimos a un restaurante llamado Il Pesce D’Oro, en el que habíamos estado unos días antes y nos había gustado mucho.

Cuando entramos, nos preguntaron, “¿Le gustaría la mesa de la ultima vez?”

Parecía que el camarero se acordaba de nosotros.

Bueno, no vi a ningún asiático durante estas vacaciones, así que supongo que ciertamente era facil acuerdarse de nosotros.

Esta vez, compartimos una Zuppa di Cozze (sopa de mejillones) como entrante.

Alghero-Cerdeña-Italia-restaurante-favorito
La lubina muy sabrosa

La cantidad era abundante y la sopa estaba muy rica.

Para el plato principal, pedí que la spigola (lubina), que era el pescado del día, se cocinara Al Sale (cocinar pescado dentro de una costra de sal).

En primer lugar, me mostró el pescado, luego lo volvió a mostrar cuando se terminó de cocinar, luego lo trató para darle una forma hermosa y lo sirvió.

Más tarde, cuando miré nuestra factura, descubrí que costaba 33 €, pero estaba absolutamente delicioso y merecía la pena.

Como estaba fresco, el sabor del pescado era fuerte y me quedé muy satisfecha.

Seades-Mirto-Tarta-local-Restaurante-Alghero-Italia
Seades Mirto, la tarta local

Mi marido eligió un plato de pasta con salsa vongole, alcaparras y aceitunas llamado Spaghetti of Alghero.

Para el postre, compartimos un dulce local llamado Seades Mirto.

Este era un pastel con queso y licor Mirto.

La dulzura era perfecta y el sabór estaba delicioso.

Finalmente, pedimos el Mirto como digestivo, pero en ese momento nos preguntaron si queríamos rojo o blanco.

Alghero-Cerdeña-digestivos-mirto-restaurante
Mirto rojo y blanco

Así, fue la primera vez que probamos Mirto blanco.

El blanco aparentemente está hecho de las hojas de una planta llamada Mirto y es menos dulce que el Mirto roj  y tenía un sabor herbal más fuerte.

El rojo aquí era mucho más rico que el que conocemos.

Incluso tan satisfechos y tan llenos, la factura total era sólo de 75 €, un precio excepcionalmente bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *