Iveria Hotel y la comida

Iveria Hotel y la comida

[ Julio, 2018 ] Regresamos a Tbilisi desde Mtskheta, la antigua ciudad de Georgia.

En el camino, Ana, nuestra guía, señaló un edificio desde el coche, y nos dijo: “Ese es el hotel más lujoso de Tbilisi“.  

Era Radisson Blu Iveria Hotel, hecho de vidrio y con gran altura.

Ahora tiene buena pinta, pero sé cómo era el hotel antes, porque yo había visitado esta ciudad cuando Ana, una niña de 19 años, era bebé.

En aquellos días se llamaba ‘Hotel Iveria‘ también, pero era un campo de refugiados para las personas que escaparon de Abjasia (al noroeste de Georgia, que declaró su independencia) durante el conflicto entre Abjasia y Georgia en 1992-3.

Se dice que el número de georgianos que no pudieron permanecer en Abjasia y escapó, fue de 230.000 y algunos de ellos se quedaron en este “hotel”.

Recuerdo que el edificio parecía estar en muy mal estado en ese momento.

Al ver el hotel, me interesé, así que busqué en Internet y descubrí que este hotel fue construido originalmente en 1967 durante la era soviética, como un hotel de lujo.

Después, en 1993 se convirtió en el campo de refugiados y en 2004, todos los refugiados se fueron de allí recibiendo $ 7.000 por habitación.

El hotel fue reconstruido y abierto como Raddison Blu en 2009.

Pero los refugiados no desaparecieron.

Más tarde, durante estas vacaciones, cuando estábamos conduciendo en el campo, Ana señaló un grupo de pequeñas casas y nos dijo que se trataba de un campamento de refugiados.

De hecho, después del conflicto de 1990, tuvieron otro en 2008, por lo que probablemente llegaron más refugiados al país.

Bajamos del coche frente a un restaurante en el casco antiguo que Ana nos había recomendado.

El nombre del restaurante estaba escrito solo en idioma georgiano, pero cuando le pregunté a una camarera, pronunció algo así como ‘Chushanagiri’.

Probamos el Khinkali, otra comida típica georgiana tan famosa como Khachapuri.

Es una especie de gran bola.

Había visto como los hacían en una casa privada llena de vapor en el campo durante mis primeras vacaciones en Georgia.

El relleno generalmente es carne picada con algunas hierbas, pero esta en este restaurante tenía algo de cilantro, así que no pude comerlo desafortunadamente.

También comimos kebab, así como un plato de champiñones con queso.

Parecía que el kebab también tenía muchas hierbas diferentes.

Probamos un vino diferente al que habíamos pedido la noche anterior, que  también era agradable y firme

La factura fue de 53 Lari (£ 16, € 18, $ 21), lo cual fue realmente razonable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *