Mirando atrás al 2020 – viajes cancelados, etc. (parte 1)

Mirando atrás al 2020 – viajes cancelados, etc. (parte 1)

[Dic. 2020] Vuelvo atrás en el tiempo, hace un año, cuando comenzó el 2020. ¿Quién hubiera imaginado que sería un año así?

Después de pasar las vacaciones de Año Nuevo, regresamos a Londres desde nuestro viaje en Japón, y enseguida, como de costumbre, volamos a Milán, Italia, a principios de febrero.

Piacenza-comida-excelente-Italia
Excelente comida en Piacenza

En el vuelo de regreso a Londres, estaba un pasajero sentado cerca de nosotros que tenía un fuerte resfriado y, después del vuelo, no pude dejar de toser por un largo tiempo.

Cuando lo pienso ahora me pregunto ¿habría podido ser ya Covid-19?

Fue a mediados de febrero cuando se supo por primera vez que el norte de Italia había sido afectado por el Covid en Europa.

En otras palabras, el virus tenía que haberse propagado ya a principios de febrero, cuando estuvimos allí.

Piacenza-ciudad-covid-Italia
En Piacenza

Durante nuestra estadía en Milán en este momento, hicimos una excursión a Piacenza, comimos comida deliciosa y disfrutamos comprando en el outlet de Fidenza.

El coronavirus tuvo un fuerte impacto en esta area.

Ambos estuvimos bien después de eso, pero un día mi esposo perdió el gusto y el olfato.

Sin embargo, la sensación solo duró alrededor de un día y medio.

El miedo al Covid comenzó en Europa a partir de mediados de febrero, por lo que cancelamos el viaje a Portugal previsto para finales de febrero.

Teníamos planeado ir hasta el último minuto, y estábamos justo preparando nuestras maletas cuándo decidimos cancelar el viaje, porque mi esposo con asma tenía demasiado miedo al vuelo.

ciel-azul-Londres-raro-Inglaterra-marzo-Covid
Un inusual ciel azul en Londres

Desde mediados de marzo empezamos a trabajar desde casa de forma voluntaria, y dejamos de salir.

Aproximadamente una semana después de tomar esa decisión, la ciudad de Londres cerró oficialmente.

Este primer encierro fue un poco del tipo: “Que bien, no tengo que ir a la oficina!”, y creo que disfruté un poco de como mi vida cambió.

Curiosamente, todos los días había sol en Londres, y siempre nos acompañaba una luz muy bonita durante nuestros paseos, permitidos una sola vez al día.

Mientras la gente estaba atrapada en casa, la naturaleza cobraba libertad.

Empecé mis lecciones de ballet online, pensando que me habría faltado ejercicio quedándome en casa todos los días.

Covid-Lecciones-Ballet-Cocina-Lockdown-Londres
Lecciones de ballet en la cocina

La escuela de ballet a la que asisto empezó a impartir lecciones con Zoom, que las recibía a diario.

Hay muchas lecciones gratuitas en YouTube, pero las lecciones interactivas son más divertidas.

Puedes ver los rostros de compañeros familiares, y sentir un sentido de solidaridad. El maestro parece poder ver nuestro movimiento en la pantalla, por lo que ocasionalmente voces como “¡Miranda, tu postura no es la correcta!” pueden oirse.

Mi marido, que no baila ballet, empezó a jugar a los dardos.

Había estado interesado en él durante mucho tiempo, pero esta vez preparó adecuadamente las tablas, y otras cosas para los dardos y comenzó a practicar.

Covid-tiempo-libre-lockdown-dardo-Londres
El tablero de dardos de mi marido

Gracias a eso, la pared detrás del tablero de dardos ahora está llena de huecos.

Mientras lo hacía, las vacaciones de Pascua llegaron en abril.

Estábamos planeando ir a Albania por primera vez en mis vacaciones de Semana Santa, pero también nos vimos obligados a cancelar esto.

No perdimos dinero porque no pagamos el depósito para el tour local que habíamos reservado provisionalmente.

La aerolínea era British Airways, pero en ese momento ya habían iniciado un esquema de “Emisión de vales para cancelaciones”, así que lo reemplazamos con vales que tenían una validez de un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *