Observando el fondo del mar

Observando el fondo del mar

[ Julio 2017 ] En la pequeña ciudad de Marzamemi en el sur de Sicilia, Italia, hicimos un tour en barco.

Este fue nuestro segundo tour en este tipo de barco siguiendo al primero en La isla de Ishigaki en Japón.

Sicilia no tiene un clima tropical como Ishigaki, así que los peces que pudimos divisar no tenían colores llamativos.

Aprendimos que las hiervas que crecen en el fondo del mar se llaman Posidonia y no son algas, sino que realmente son como gramíneas en la tierra que producen oxígeno.

Las que se crecen en la tierra ayudan a proteger la playa, pero debido a que se ven sucias, a los turistas no les gustan, por lo que durante las temporadas de verano se las llevan y cuando los turistas se van, los ponen de nuevo en la playa.

Dijeron que la Posidonia produce yodo, por lo que en el pasado, los niños con asma fueron alentados a jugar con estos pastos.

Lo más destacado del viaje fue ver las columnas romanas.

Se llaman ‘romanas’, pero en realidad son de Grecia.

Se cree que durante el período romano, mientras transportaban aquellas columnas desde Grecia, se hundieron.

Tengo la sensación de haber escuchado algo así cuando estuvimos en Grecia hace algunos años.

Había bastantes columnas.

Después de verlas, era el momento en el que podíamos meternos al agua a dar un chapuzón.

Como de costumbre, la gente se tiro al mar desde el barco.

El primero en tirarse grito: “¡Que frío!”, Lo que me hizo dudar un poco, pero si me quedaba sentada en el barco parado me marearía, así que decidí meterme.

Esta vez, no solo yo, sino que muchos utilizamos chaleco salvavidas.

Al principio hacía frío, pero después de un rato no se estaba tan mal, pero porque seguí moviendo mis piernas sin parar y fui a la zona donde pegaba el sol.

Lo disfruté mucho.

A mi esposo, a quien le enseñaron cuando era niño que no debería entrar al agua hasta que no pasasen tres horas después de la comida, no entró y siguió tomando fotos.

En el camino de regreso de Marzamemi, pasamos por el pueblo llamado Pachino, cuyos tomates son muy famosos.

Esos tomates no tienen forma redonda perfecta, pero son muy dulces y solíamos comprarlos cuando vivíamos en un piso cerca de Milán.

Sabía que Pachino era el nombre de algún lugar, pero me imaginaba que era un pequeño pueblo, pero de hecho, era una ciudad bastante grande con una población de 30.000 habitantes.

Los tomates cuestan alrededor de € 3 – 6 el kilogramo si los compras en los alrededores de Milán, pero allí, en el mismo pueblo, aparentemente cuestan sólo 50 céntimos por 1 kg.

Otra cosa que nos dijo nuestra guía fue que el nombre Marzamemi era árabe.

Dijo que Sicilia estaba gobernada por 13 potencias diferentes en el pasado, incluidos los árabes.

Eso me recordó a un pueblo pesquero llamado Marsazlokk en Malta.

Malta es un país con muchas influencias de los árabes, así que me pregunto ‘Marsa’ o ‘Marza’, ¿Significará pueblo de pescadores en árabe?

Aquella guía, la cual no recuerdo su nombre, tenía 64 años.

Ahora era pensionista y realiza el trabajo de guía local alternativamente, pero cuando era más joven, trabajó enérgicamente en la industria del turismo y prácticamente recorrió todo el mundo.

Cuando fue a Londres a trabajar, tuvo la oportunidad de asistir a una cena a la que asistía la Reina.

También en una ocasión la invitaron a una cena en la sede del Partido Laborista, que aparentemente fue una cena mucho mas interesante que la de la reina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *