Subiendo a Calton Hill

Subiendo a Calton Hill
tercier-día-vistas-ciudad-Edimburgo-collina-Escocia
Estupendas vistas de la ciudad con flores silvestres

[Junio ​​de 2021] Nuestra estancia en Edimburgo es un ‘workation’, para disfrutar de las vacaciones mientras trabajamos desde casa.

Así que al tercer día, después del trabajo, subimos a la collina Calton Hill.

Calton Hill es una colina de 100 metros de altura ubicada en el lado este de Princes Street, que atraviesa la nueva ciudad de Edimburgo de este a oeste, y está incluida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Airbnb que alquilamos esta vez está ubicado justo detrás de esta colina, por esta razón es un destino fácil para nosotros.

tercer-día-Edimburgo-Escocia-collina
El amarillo del Tojo que hace brillar toda la collina.

Sin embargo, subimos desde la parte de atrás de la colina y seguimos a los lugareños en el camino, terminamos con un camino empinado en la naturaleza, que fue difícil de recorrer para mí.

Pero gracias a eso, pude disfrutar de unas hermosas vistas en que se juntaban las flores silvestres de la colina y el paisaje de la ciudad por abajo.

El paisaje en sí de la colina donde florecía el Tojo también era pintoresco.

En la cima de esta colina, se encuentra el Partenón griego.

Este parecido al Partenón se llama Monumento Nacional.

tercer-día-Edimburgo-Monumento-Nacional-palacio-griego-Escocia
El magnifico Monumento Nacional

Empezaron a construirlo en 1823 como un monumento a los soldados que murieron en las Guerras Napoleónicas, pero se suspendió en 1829 por falta de fondos.

Nunca fue completado, y todavía está mostrando su apariencia tal como está.

¿Cómo hubiera sido si hubiera suficientes fondos?

El Partenón no coincide con Edimburgo, así que me alegro de que no lo hayan terminado.

Aparentemente lo llaman la locura de Edimburgo, lo que me recordó a otra locura en Escocia en la ciudad montañosa de Oban.

tercier-día-Edimburgo-Monumento-Nelson-Escocia
Monumento a Nelson construido a principios del siglo XIX

En Calton Hill se encuentra también el Monumento a Nelson para conmemorar a Horatio Nelson, que ganó la Batalla de Trafalgar.

Puedes subir a este monumento, pero estaba cerrado ese día, probablemente porque ya era tarde o por la situación del Covid-19.

Me habría gustado mucho subir: se dice que las vistas desde el observatorio de arriba, de 30 metros de altura, es excelente.

Pero bueno, pudimos disfrutar de unas vistas hermosas igualmente.

tercer-día-Edimburgo-Prince-Street-Escocia
La calle Prince Street en la ciudad nueva

Pudimos ver por alto la estrechamente condensada Princes Street, la residencia del rey de Escocia, el Palacio de Holyroodhouse, donde a veces se aloja la reina Isabel, y las salvajes colinas de Arthur’s Seat.

Desde esta altura puedes comprobar cómo la propia ciudad de Edimburgo está repleta de pesados ​​edificios de color oscuro.

Aunque está en el mismo país, es completamente diferente a lo que parece Londres.

Bueno, pensándolo bien, históricamente fueron dos países distintos, y dado el estado actual del movimiento independentista, puede convertirse en otro país en el futuro.

Cuando caminábamos por el estrecho paseo en busca de una vistas, había una barrera fuera de los límites, y del otro lado, los jóvenes rudos estaban pasando el rato.

tercer-día-vistas-palacios-obscuros-Edimburgo-Escocia
Edimburgo con sus edificios de aspecto ombroso.

Nos sentimos poco seguros, así que volvimos.

Me recordé del drama criminal “Rebus” ambientado en Edimburgo.

La última vez que subimos a esta colina (¡hace 11 años!), pudimos ver una increíble puesta de sol, pero hoy el sol todavía estaba alto y el día había sido ventoso y frío, así que nos dimos por vencidos y decidimos bajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *