Turismo en Yaroslavl, Segunda parte

Turismo en Yaroslavl, Segunda parte

[ Ago.2017 ]

El símbolo de Yaroslavl en Rusia es un oso.

Nos encontramos a uno sentado en un banco de la ciudad.

La leyenda dice que cuando Yaroslav I fundó esta ciudad, los indígenas liberaron a su oso adorado para atacarlo, pero Yarislav mató al oso con un hacha.

Por eso decidieron que un oso fuera su emblema.

Después de nuestro tiempo libre, nuestro grupo de turistas se reunió y nos llevaron a la Catedral de la Asunción.

Esta catedral fue construida originalmente en la década de 1210, pero la que estaba frente a nosotros se completó en 2012.

Fue reconstruida tres veces, y la que se puede ver en la actualidad es la cuarta.

Debido a que el centro histórico de Yaroslavl figura como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, la Unesco les ordenó construir el mismo edificio que el tercero destruido por los soviéticos.

Pero no siguieron las ordenes y lo hicieron más grande y más alto.

Por lo tanto, están retrasando la construcción de campanarios aún más altos en este momento.

El fondo para la reconstrucción, aparentemente procede de un hombre de negocios bastante rico de Moscú, el cual  donó el dinero.

Escuchamos el coro masculino allí otra vez, pero no fue tan impresionante como el que escuchamos en la isla Kizhi, así que no compré el CD.

Había un monumento a los caídos cerca.

Y había bastantes parejas recién casadas que estaban haciéndose las fotos de la boda.

Este área parecía un lugar muy popular para eso.

Según nuestra guía, Valerie, los viernes son los días de bodas populares en Rusia y era viernes.

El último lugar que visitamos fue el Monasterio de la Transfiguración del Salvador.

Tiene una larga historia, desde el siglo XIII y especialmente la catedral en la que se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad.

Aunque se llamaba monasterio, de hecho es un museo público en este momento.

Pero debido a que el presidente Putin insiste en que deben devolverlo a la iglesia, será un monasterio de verdad en el 2019.

Valerie dijo: “En Occidente, las noticias sobre Putin a menudo parecen distorsionadas. También hace muchas cosas buenas, ni más ni menos que alrededor del 80% de los rusos lo apoyan”.

Estoy divagando, pero una de las cosas principales que se venden en las tiendas de recuerdos en Rusia son las camisetas con la cara de Putin en ellas.

A menudo son extremadamente horteras, por ejemplo, él montado en un oso.

¿Te imaginas una camiseta de tu primer ministro montado en un oso, medio desnudo?

Bueno, son tan peculiares que compré una para un amigo mío que es fanático de Putin.

De vuelta al monasterio, volvimos a escuchar la actuación de los timbres de las campanas.

Aparentemente hay una escuela acreditada para tocar la campana en esta ciudad.

Tal vez porque no estamos acostumbrados, pero a mí de verdad que me llegó al corazón.

Otra cosa que Valerie nos dijo es que en Yaroslavl el desempleo es del 2.9%, que está muy por debajo del promedio del país, el cual es de alrededor del 5.5%.

Yaroslavl parecía ciudad rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *