El merado cubierto en Alghero

El merado cubierto en Alghero

[Agosto de 2020] Era el tercer día en Alghero, ciudad del noroeste de Cerdeña en Italia.

Alghero-Cerdeña-Italia
muy dulces

Estabamos de “Workholiday” más que de vacaciones, por esto mis publicaciones se parecen más a mi diario.

Desayunamos ligero, melocotones del supermercado.

Estos melocotones eran sorprendentemente dulces.

Esta fue una prueba del alto nivel de calidad de la vida aquí.

Como en nuestra vida cotidiana en Londres, mi esposo salió a caminar después del desayuno y compró algunas necesidades, como por ejemplo palillos de dientes.

Palillos Samurai

Por alguna razón, el nombre de los palillos italianos es “Samurai”.

Aparentemente, existen con el mismo nombre desde que mi marido era niño.

También compró unas mascarillas quirúrgicas en una farmacia.

Cuando le contó al farmaceutico lo que sucedió en Alitalia, el dijo “Alitalia es particularmente estricta. No es la regla nacional”, y le contó sobre los efectos de las diferentes máscaras, enumerando los varios productos.

Para el almuerzo, salimos al mercado interior cerca del casco antiguo de Alghero.

Algherñ-Cerdeña-Italia
La entrada al mercado

Cuando la mujer de la inmobiliaria nos llevó el primer día, señaló este mercado y dijo: “Se puede comer dentro”.

Ella nos dijo que solo abría por la mañana, así que salimos de casa antes del mediodía.

El mercado no era muy grande, y era muy sencillo.

El edificio aparentemente era del siglo XIX, pero no se parecía en nada a los hermosos mercados de esa epoca, como el de Valencia en España, y era un mercado con los pies en la tierra que usan los lugareños.

Era tarde para las actividades del mercado, por esa razón algunos proveedores ya estaban empezando a aclarar las cosas y no estaba animado.

Mercado-Alghero-Cerdeña-Italia
La entrada al mercado

Lo principal que vendían aquí eran mariscos que ocupaban las tres quintas partes del piso y el resto eran puestos de verduras.

Había pequeñas habitaciones rodeando el piso principal donde estaban los carniceros.

El restaurante estaba a mano izquierda cuando entras por la entrada principal.

Era alrededor del mediodía, pero el restaurante abriría a las 12:30 pm.

Algheño-Cerdeña-Italia-mercado-pescado
Pez espada

Parecía que había muchas mesas reservadas.

Mientras esperábamos compramos algunas verduras.

Unos estupendos hinojos, la verdura favorita de mi marido, tomates y ciruelas.

Había pensado que las ciruelas eran todas rojas, pero aquí habían algunas de color amarillo.

El dueño de una tienda nos cortó una espinosa y probamos un poco.

Era muy dulce, aunque tenía muchas semillas duras.

También compramos algunos de ellos.

Alghero-Cerdeña-Italia-mercado-gambas
Gambas muy sabrosas

El restaurante abrió y nos sentamos.

Mi marido tuvo calamar a la plancha, yo comí Sarago (dorada blanca) y compartimos unas gambas.

Con una botella de agua y dos copas de vino, al precio de 46 €.

Todo aquí estaba fresco, por supuesto, por la comida mas simple es siempre la mejor.

Estaba más satisfecha hoy que la noche anterior, en que habíamos estado en ese restaurante pretencioso.

Deberíamos volver aquí, pensé.

Por la noche, como habíamos tenido un gran almuerzo, solo cenamos una ensalada con queso.

Cena-Airbnb-Alghero-Cerdeña
Nuestra sencilla cena

Cuando encendimos la televisión, estaba en marcha el programa de viajes en inglés.

En Italia, todos los programas extranjeros están doblados, lo cual resulta muy molesto.

Para este programa, la persona principal tenía una voz totalmente diferente en italiano, lo que estropeó el espectáculo.

Después de esto, se emitió un ballet en el Teatro alla Scala que me hizo muy feliz.

Mi Roberto Bolle favorito también estaba bailando.

Ver la televisión local en la sala de estar de esta manera me hizo sentir que realmente estábamos “viviendo” aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *